Histeroscopía diagnóstica

Fuente de la imagen: https://www.reproduccionasistida.org/

La histeroscopía diagnóstica es un procedimiento ginecológico que se realiza para evaluar el interior del útero.
Permitiendo a su médico ver el interior de la cavidad uterina (de donde menstrúa) con una cámara muy pequeña, y así poder detectar la presencia de problemas como pólipos (crecimientos de tejidos blandos) o fibromas (crecimientos de músculos) en la cavidad uterina.

Si se ve algo, generalmente se puede quitar al mismo tiempo. También permite
la extracción de cualquier tejido del útero para verificar si hay cambios precancerosos o cancerosos. Esto a menudo se
realiza al mismo momento de la histeroscopía.

La polipectomía histeroscópica es una cirugía que se realiza para extirpar pólipos uterinos. Los pólipos uterinos son un crecimiento excesivo no canceroso de células en la pared interna o el revestimiento del útero.

¿Por qué se realizan estos procedimientos?

Muchas mujeres experimentarán sangrado uterino anormal en algún momento de sus vidas. 

En muchos casos, la evaluación del útero es una parte importante del proceso. La histeroscopia le permite al médico mirar directamente dentro del útero, proporcionando el diagnóstico más preciso de las posibles causas de sangrado. Se coloca una cámara muy pequeña, llamada histeroscopio, a través de la vagina, a través del cuello uterino (la abertura del útero) y hacia la cavidad uterina.

El tejido se puede visualizar y extraer, con la cámara directamente y pequeños instrumentos. Luego, el tejido es evaluado por un patólogo que puede verificar la presencia de cambios como cáncer o precáncer.

Es posible que una mujer desee  considerar someterse a una histeroscopía si presenta los siguientes síntomas: 

  • Sangrado anormal 
  • Sangrado menstrual abundante 
  • Dificultad para quedar embarazada
  • Sangrado después de la menopausia

¿Cuáles son los riesgos de este procedimiento?

Si bien estos a menudo se refieren a procedimientos menores, como con cualquier procedimiento, existen riesgos asociados. Los riesgos incluyen:  

  • Riesgo de anestesia 
  • Sangrado 
  • Infección 
  • Perforación (hacer un agujero) de la pared uterina
  • Formación de tejido cicatricial en el útero  

Es posible que se absorba demasiado líquido que se usa durante el procedimiento el paciente.

¿Qué debo esperar después de la cirugía?

La recuperación de estos procedimientos debe ser mínima con un rápido retorno a las actividades normales en unas pocas horas a 1-2 días. Calambres uterinos de leves a moderados que se tratan con analgésicos de venta libre  Sangrado o manchado de mínimos a moderados Síntomas relacionados con el uso de anestesia, como somnolencia. Su médico puede indicarle que evite el uso de tampones o evitar las relaciones sexuales por un tiempo breve después de su procedimiento.

¿Cuándo debo llamar a mi médico?

Es poco probable que surjan complicaciones importantes de estos procedimientos. Debe notificar a su ginecólogo si experimenta lo siguiente: Dificultad para respirar o falta de aire temperatura por encima de los 37.5 grados, náuseas y vómitos intensos , sangrado severo o abundante de la vagina , dolor abdominal intenso.